¿Qué es un árbol?

Bosque-de-Helecho-arboreo-Huauchinango

Definición del Dr. Teobaldo Eguiluz Piedra

Los árboles son los organismos más grandes y más longevos que se conocen. Algunos árboles pueden ser más altos que un edificio y alcanzar hasta 100 metros de altura. Los árboles también pueden vivir muchos años, mucho más que otros seres vivos; algunos de ellos llegan a vivir varios miles de años.

Los árboles son plantas y como tales tienen raíces, tallo, ramas y hojas para obtener agua, nutrientes y producir sus alimentos con la ayuda de la luz solar, pero sus órganos tienen varias características especiales que nos ayudan a distinguirlos de otras plantas. Por ejemplo, las raíces de los árboles son muy numerosas y extensas; unas tienen la función de absorber el agua y los minerales para alimentarse y otras se encargan de sostener al árbol en pie y evitar que sea derribado por el viento.

A diferencia de las plantas pequeñas o hierbas, el tallo de los árboles se ha convertido en un tronco leñoso que año con año aumenta en longitud y grosor para sostener a todas las ramas y hojas que en conjunto forman lo que se llama la “copa” del árbol. Al crecer el tronco y las ramas de los árboles se forma la madera, que en realidad es un tejido indispensable para el árbol y con características únicas, ya que al mismo tiempo que sostiene todo el peso del árbol (y un árbol adulto llega a pesar varias toneladas) permite que el agua y los nutrientes que absorbieron las raíces puedan subir y llegar hasta las hojas que están en la parte más alta del árbol. Al momento que se forma la madera, en el tronco y ramas también se forma otro tejido que se encarga de transportar los nutrientes que se producen en las hojas a todas las partes vivas del árbol, incluyendo las raíces más pequeñas y delgadas.

La copa del árbol está formada por las ramas y hojas en la parte superior del tronco. La copa recibe la energía del sol para producir los alimentos que requiere (fotosíntesis) y liberar oxígeno, a la vez que produce sombra y deja escapar el exceso de agua para mantenerse fresco y refrescar el ambiente. En un día caluroso la copa de un árbol adulto puede liberar más de 100 litros de agua. Las hojas son la fábrica de alimentos de las plantas y en la copa de un árbol existen miles de ellas, de diferentes edades y tamaños, pero todas ellas trabajando para convertir la energía solar en alimento, con la ayuda de una sustancia especial llamada clorofila, que es la que da el color verde a las hojas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *